Uncategorized

Virginidad entre Primos

Virginidad entre Primos
Mi primo y yo, desde muy pequeños, hemos sido muy unidos, y hasta la fecha que ahora tengo 18 y el 21, seguimos siendo exactamente iguales. Teniamos la costumbre de andar en nuestras casa jugando a diversas cosas, y ahora de grandes, nos seguimos viendo para salir a tomar o escuchar musica.
Yo comenzaba a dudar sobre mi sexualidad en ese entonces, pues a pesar de que todavia me atraian las mujeres, sentia una pequeña curiosidad sobre intentar algo mas con algun chico, y si, ese chico era mi primo, ya que sabia que de suceder algo, quedaria solo entre ambos y nadie mas se enteraria.
Una noche, despues de haber salido a beber unos tragos, invite a mi primo a mi casa a pasar la noche, ya que era muy de mad**gada y ambos ya estabamos un tanto pasados de copas. Al llegar, le dije que se quedara en mi habitación, que podia dejarle unas cobijas para que se quedara a dormir en el piso y que ya mañana temprano iria junto con el a su casa. Entre hombres pues, no hay temos, asi que le preste ropa comoda y ambos nos desvestimos para ponernos la ropa de dormir, y en ese proceso no pude evitar observarlo, y fue impresionante que a pesar de que su pene estaba flacido, en normalidad, era realmente grante, y me excitaba pensar en el tamaño que lo tendria al estar erecto.
Ambos nos acomodamos para dormir, y por las copas, mi primo se quedo dormido al instante, fue entonces que me volvio a la mente la imagen de su pene, y la excitacion de pensarlo, hizo que mi pene comenzara a ponerse erecto y a tentarme a frotarlo. Era raro la idea de que me quisiera masturbar pensando en mi primo, pero era realmente necesario, asi que lentamente y en silencio, comence a desvestirme. Con mis manos comence a frotar mi pene mientras no le quitaba la mirada a mi primo, y poco a poco, cuando lo excitado aumentaba, mas rapido me masturbaba, hasta que por accidente, un pujido de placer salio de mi boca, sonido que provoco que mi primo despertara al instante.
Fue penoso para mi el que mi primo me viera totalmente desnudo.
-Que haces?-
-Lo lamento. Es que… Tu sabes…-.
-Ha ya, momento intimo viendo porno-.
Quise mentir diciendo que si estaba viendo pornografia, pero la verdad salio de mi boca.
-La verdad es que no veia pornografia, te veia a ti-.
-A mi?-.
-Si. Es que algo muy extraño esta pasando en mi, realmente creo que soy bisexual y, estos ultimos dias no me he podido quitar de la cabeza la idea de tener intimidad con algun hombre. Lamento esto de verdad-.
-No tienes que pedir perdon, respeto tu sexualidad, y pues…-.
Hizo una pausa mi primo mientras me veia de pies a cabeza.
-Que pasa?-.
-Realmente quieres intentar?-.
La respuesta salio de mi al instante.
-Pero claro que si!-.
-Pues, anda, hazme un espacio-.
Yo me hice a un lado mientras mi primo tambien se quitaba la ropa. Se acosto a mi lado y comenzo a tocarme todo el cuerpo, especialmente mis pezones y mis pompas. Fue entonces que, con algo de valor, me atrevi a tocar su pene, cuyo notaba que realmente estaba duro y firme.
-Es enorme-.
-Y ademas con ganas. Hace ya tiempo que no tengo relaciones-.
-Pues, para que seguir esperando?-.
Me coloque en posicion de perrito, dejando bien abierto mi ano, cerrado, rosado y virgen. El comenzo a frotar con su cabeza de su pene mi ano, para que con el liquido preseminal, me lubricara un poco.
-Pues, voy a entrar-.
Mi primo comenzo a hacer un esfuerzo para que su pene entrara, y fue muy dificil y doloroso para mi, era realmente muy grande y yo nunca habia introducido algo a mi ano. Con mayor esfuerzo, logro entrar la cabeza, provocando en mi un bochorno y un gemido de dolor. El poco a poco comenzo a introducirse mas y mas, hasta que el pene estaba totalmente dentro de mi.
-Ay, esto es realmente doloroso, pero tambien lo mas rico que he sentido en mi vida-.
-Nunca crei hacerlo con un hombre, pero tu primo, me haces pensar que quiero seguirlo haciendo contigo-.
El seguia haciendo movimientos de caderas, metiendo y sacando su pene, y cada vez con mas velocidad ya que mi ano se expandia mas y mas. Yo cambiaba de posiciones, poniendo mis pies sobre sus hombros, o ambos de lado, cargando mi pierna sonre su rodilla.
Asi pasaron los minutos hasta que mi primo ya sentia que iba a terminar.
-Primo, ya voy a terminar-.
-No te preocupes, termina dentro de mi-.
Comenzo a acelarar las penetraciones hasta que senti que un liquido caliente empezaba a entrar en mi ano, era el semen de mi primo que quedaba dentro de mi.
Mi primo no se pudo contener y tomo su celular para tomarme fotos desnudo y de mi ano abierto y mojado.
-Gracias primo, me haz hecho sentir lo indescriptible-.
-Y espero me permitas seguirlo haciendo-.
-Cada que quieras. Ya te llevaste mi virginidad, asi que tienes el derecho de seguirme haciendo tuyo-.

Bunlar da hoşunuza gidebilir...

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir